Periodoncia

Una boca sana implica mucho más que unos dientes sanos y una mordida estable. Los problemas asociados a los tejidos que rodean a los dientes, sin un correcto tratamiento, pueden llevar a su pérdida prematura aunque no padezcan procesos de caries. Los principales signos son el enrojecimiento, la inflamación y el sangrado de las encías. Desde este servicio damos solución a este tipo de situaciones

¿Quieres pedir cita en nuestra clínica?

¿Qué es la Periodoncia?

Es la rama de la odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan a los tejidos que soportan los dientes, en concreto a la encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar. En el caso de llevar implantes, se realiza el control a nivel del hueso alveolar, superficie del implante y la encía. El objetivo de la periodoncia es el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

Causas de la enfermedad periodontal

La causa principal de la enfermedad periodontal, es una infección producida por diversos tipos de bacterias.

La mayoría de estas bacterias se encuentran en circunstancias normales en la boca de cualquier individuo, pero algunas personas poseen un sistema de defensa que no es eficaz contra ellas desencadenando la enfermedad periodontal.

Los factores que favorecen la enfermedad periodontal son factores genéticos, bacterias con mayor capacidad patogénica, cierto tipo de medicamentos crónicos pautados, malposición de los dientes, pobre higiene bucal, empastes mal realizados, enfermedades sistémicas como la diabetes, osteoporosis,… y el consumo de tabaco y alcohol.

Consecuencias de la enfermedad periodontal

  • Dificultad al masticar
  • Problemas de estómago
  • Alteración estética importante, dolor, mal aliento, sangrado de encías, etc.
  • Encías que presentan un color rojo intenso
  • Encías que aumentan ligeramente de tamaño (inflamación de encías)
  • Encías que sangran fácilmente o incluso de forma espontánea (con cepillado dental)
  • Movilidad de los dientes que puede provocar hasta la pérdida de los dientes
  • Espacios entre los dientes y las encías
  • Halitosis o mal aliento
  • Acumulación de sarro
  • Sensibilidad dental
  • Movilidad y Pérdida de dientes así como del hueso que los mantiene.
  • En ocasiones, a nivel general, puede ocasionar problemas cardiacos en pacientes susceptibles.

Tipología de enfermedad periodontal

  • Gingivitis. Es el término adecuado para describir una inflamación generalizada de las encías. Se trata de la fase inicial de la enfermedad periodontal, que se produce por la acumulación de placa bacteriana que de no ser eliminada se transforma en sarro e irrita e inflama las encías. Es una afección reversible, pero si no es tratada adecuadamente, podría avanzar y convertirse en periodontitis.
  • Periodontitis. Es una enfermedad periodontal grave e irreversible, que se caracteriza por la pérdida estructural de los tejidos de sostén del diente. La periodontitis es el motivo principal de la caída de los dientes en los adultos.
  • Periimplantitis. Es el proceso de pérdida de soporte de los tejidos de sostén que en vez de afectar a los dientes, afecta a los implantes por la acumulación de bacterias.

Tratamiento y prevención

El tratamiento varía en función del estadío inicial con el que acuda el paciente a consulta. Tras realizar una evaluación por nuestro especialista se pauta el plan de tratamiento más indicado.

En un estadío inicial, es necesario eliminar las bacterias acumuladas mediante una profilaxis profesional.

En el caso de la periodontitis, el tratamiento inicial se realiza mediante un número de sesiones establecidas en las que se llevará a cabo el raspado y alisado radicular pudiendo requerir en las bolsas periodontales profundas una cirugía periodontal. Todo ello bajo anestesia local para que el paciente no presente ningún tipo de dolor. Se acompañará de la pauta de medicación y antiséptico local con una duración determinada y controlada por nuestro especialista.

La periimplantitis requiere de la eliminación de las bolsas periimplantarias, junto con la limpieza mecánica en profundidad de las zonas afectadas por la proliferación de la placa bacteriana.

¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?

Es necesario instruir a los pacientes sobre qué es la enfermedad periodontal para que adquieran hábitos de higiene oral adecuados, abandonen el hábito tabáquico y puedan prevenir que la afectación periodontal vuelva a manifestarse. Será fundamental el control periódico con el especialista cada 6 meses- 1 año para evaluar posibles cambios.